Este 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos

En el marco de la celebración por sus 35 años el Museo del Banco Central de Reserva del Perú se convierte en el Museo Central – MUCEN, una alternativa para toda persona que busque enriquecer su vida. Conocelo este jueves.

17 May 2017 | 16:50 h

A sus 35 años, el Museo del Banco Central de Reserva del Perú llega a la madurez y se convierte en el Museo Central – MUCEN, centro de actividad cultural que tiene en su centro a los visitantes. El MUCEN es un importante referente cultural por su ubicación en el corazón del Centro Histórico de Lima. Su servicio es gratuito y constituye una puerta de ingreso al disfrute del mundo de los museos.
 
 
El Museo Central cree firmemente que los museos son para todos los ciudadanos y que pueden ser un complemento importante para nuestra vida cotidiana. Los museos no son algo ajeno, no son inaccesibles, no son solo para “iniciados” o “especialistas”. El MUCEN es un museo que cumple el rol de ser un espacio para todas las personas interesadas en tomar contacto con las creaciones artísticas de peruanos de todos los tiempos, que quieran dialogar, dejarse inspirar, conversar sobre lo que es nuestro y nos identifica, que quieran aprender y quizás simplemente contemplar y disfrutar. Los planes a futuro del MUCEN se orientan también a seguir mejorando el conocimiento de sus visitantes para ofrecer un mejor servicio a todos sus públicos.    
 
Por el Día Internacional de los Museos el MUCEN lanza su Mapa de Experiencias, una herramienta que permite transformar cada una las visitas en una experiencia personalizada. Se trata de un mapa para ser usado de manera individual o grupal. En él se señalan diversas obras de arte de las exposiciones del museo, y se invita a los visitantes a dialogar, a formular y responder preguntas, a compartir sus recuerdos o información que cada persona considere relevante. La idea es generar una interacción del visitante con las obras, cuestionar la relación del arte peruano con nuestra vida como ciudadanos, como parte de una tradición de artistas y productores culturales.
 
“Lo que buscamos es que el visitante tenga la posibilidad de expresarse y hacer cosas: dejarnos una pregunta, hacer un comentario, o detenerse y dibujar algo que a uno le llamó la atención”, comenta Ulla Holmquist, directora del Museo Central. “Es un material de auto visita que permite que cada cual lo haga a su ritmo, interactuando a su manera con el museo. No es un mapa de mera información curatorial. Aquí el dato curatorial sirve como una motivación para generar un vínculo con la obra. Pueden ser vínculos muy diversos, dependiendo de las experiencias y la mirada de cada visitante”, agregó.

Te puede interesar